HISTORIA DE LA SÍFILIS

HISTORIA DE LA SÍFILIS.png

El nombre de “sífilis” fue creado por el poeta y cirujano veronés Girolamo Fracastoro en el poema épico que escribió en 1530 en latín latino "Syphilis sive morbos gállicus"(sífilis o morbo francés) .  En el poema relata las historias y aventuras de un pastor llamado Sífilis (quizás una variante de Sípylus, un personaje de las Metamorfosis de Ovidio). Sífilis  y sus amigos, no se les ocurrió otra idea que desafiar  al dios griego Apolo, por lo que  este lo castigó, contagiándolo con la enfermedad por llevar una vida inmoral y llena de vicios.

Fracastoro creó el nuevo nombre de la enfermedad añadiendo en sufijo is: Syphilus y lo incluyó en su libro de medicina “De Contagiónibus” (“Sobre las enfermedades contagiosas”, Venecia 1584). En este texto registra que en esa época, en Italia y Alemania la sífilis se conocía como “morbo francés”, y en Francia, como “el morbo italiano”.

La sífilis fue denominada en un pasado como enfermedad francesa o morbus gallicus. El origen de “morbo francés” fue porque los soldados del rey francés Carlos VIII murieron a comienzos del siglo XVI por una epidemia de sífilis durante el sitio de Nápoles.

El tratamiento que se utilizó desde el siglo XV hasta el siglo XX, consistía en un tratamiento con mercurio, el cual se prolongó hasta comienzos de la II Guerra Mundial, donde se planteó un cambio del mercurio por el bismuto, al considerarse más eficaz.

 

Nombres estigmatizantes:

 

En la Inglaterra del siglo XVI se la empezó a llamar "great pox"  (gran viruela)  para distinguirla de la  "small pox" (pequeña viruela), porque en la etapa primaria de la sífilis producía una erupción parecida a la viruela. Otro nombre inglés era "black lion" (león negro). En  Escocia  se  la conocía como "grand gore "(gran coágulo)

 

Las distintas denominaciones asumidas entre los siglos XVI y XVIII demuestran de manera inequívoca la vasta extensión de la enfermedad y el deseo de echar la culpa a los países vecinos: al principio en Italia se le conocía como “mal napolitano”. Debido a la epidemia en el ejército francés, se le conocía en Inglaterra, como “morbus gallicus” (mal  gálico  o  enfermedad francesa), “mal caribeño” y “mal portugués” (en Portugal), “mal español” (en España), “enfermedad polaca” (en Rusia), “enfermedad cristiana” (en Turquía), “enfermedad británica” (en Tahití).